Irán: Israel utilizó a miembros Muyahidines para marcar objetivos del ataque aéreo del 28 de Julio | Noticias de Israel

LogoMinisteriosInternacionales.png
Screen Shot 2019-07-30 at 2.31.49 PM.png

Según fuentes iranies, la Fuerza Aérea de Israel ha utilizado a miembros de la Organización Popular Muyahidines de la oposición de Irán que viven cerca, para marcar los objetivos de su ataque aéreo del 28 de julio contra el campo de Ashraf, en la provincia de Diyala. Esas fuentes afirman que Maryam Rajavi, la líder de los Muyahidin, realizó una visita secreta a Tel Aviv unos días antes del ataque israelí, trayendo consigo a un grupo de leales de alto rango que sirvieron como comandantes en el 2000, cuando su organización tenía su base en el Campamento de Ashraf. Se dijo que esos leales habían informado a los servicios de inteligencia y al personal de la Fuerza Aérea de Israel sobre el funcionamiento interno de la base y la ubicación de las diversas instalaciones, incluidos los espacios subterráneos de almacenamiento de armas y los túneles que conducen a ellas.DEBKAfile publicó por primera vez la historia del ataque israelí al campo de Ashraf el lunes 29 de julio. (Fue recogido dos días después sin acreditación por el saudí Sharq al-Awsat, con sede en Londres).

Lejos de negar el ataque, las autoridades de Teherán lo confirmaron en una amarga denuncia contra Bagdad.  Expresando indignación, un funcionario iraní dijo: “La pregunta molesta es por qué las autoridades iraquíes, hasta ahora, no han hecho ningún comentario directo al respecto. ¿Por qué el gobierno de Bagdad no ha adoptado una postura clara al respecto?”

Nuestras fuentes militares y de inteligencia informan que desde el 29 de julio, las fuerzas del ejército iraquí han colocado un amplio cordón alrededor del campo de Ashraf y han bloqueado todas las carreteras que conducen a la ubicación de los elementos de la milicia de las Brigadas de Badr pro iraníes, que han lanzado un círculo interior alrededor de la base y han sellado todas sus entradas. Se dice que ambas fuerzas llevan a cabo registros casa por casa en zonas civiles cercanas, aparentemente con la esperanza de encontrar a los espías que supuestamente se habían confabulado con los atacantes.

Los iraníes no están haciendo ningún esfuerzo por ocultar el hecho de que las instalaciones más delicadas del complejo del campo de Ashraf sufrieron impactos directos y que un gran número de oficiales y hombres de la Guardia Revolucionaria fueron asesinados. Atribuyen el éxito de la incursión de la IAF a la colusión de los clandestinos de Muyahidin-e Khalq con la inteligencia israelí.